El queso fresco Rebollín es un queso elaborado exclusivamente con leche de vaca pasterizada a través de un proceso natural de coagulación láctica. Es un queso de corteza natural, casi untable y apropiado para la elaboración de postres. Con la adición de leche, azúcar y tras batirlo ligeramente, obtenemos un postre lácteo muy cremoso. La adición de leche y azúcar va en función de gustos y la cremosidad deseada.

Ficha del producto